Revisando mi biblioteca, hace unos días encontré algo interesante en un libro  antiguo, algo amarillento y deshojado, rezaba el titulo de uno de sus artículos: Jardines en botella, comencé a leerlo con avidez y me encanto por la facilidad de su  realización.

Los egipcios hace 3,500 años ya realizaban estos ingenios para adornar sus casas, mesas y lo mejor es que es fácil de mantenerlos.  Acá transcribo algunos fragmentos y las indicaciones si  desean intentarlo en su casa…    

Hay que elegir bien las plantas ya que todas no crecen dentro de una botella, las más adecuadas son:

  • Helecho
  • Botón de Oro
  • Cintas
  • Violeta Africana
  • Hiedra

Otras cosas a utilizarse son: botellas que deben ser grandes, de vidrio transparente y muy claras;  tierra, trozos de carbón, pinzas, cucharones… y plantas por supuesto.

  1. Con la ayuda de un embudo, se echa en las botellas en primer lugar una capa de piedrecillas, trozos pequeños de carbón, para que absorban la humedad. A continuación se le echa una capa mayor (de 10 cm.) de tierra 
  2.   Con las pinzas largas se van colocando en el interior las diferentes plantas con sus raíces y tierra que las acompaña
  3. Después de colocar cada una de las plantas se aplasta bien la tierra alrededor con un corcho ensartado en un palillo. Así se sigue hasta terminar el jardín
  4. Al terminar se limpia bien el interior de la botella con una esponja húmeda sujetada con las pinzas  

Las plantas en botellas exigen los mismos cuidados que cualquier otra planta: RIEGO (menos abundante), retirar las hojas muertas y recibir la luz. Pero no debe darle la luz del sol directamente, las plantas se marchitarían

jardin en botella  

Anuncios