Muchas veces te veo a lo lejos y me digo no te comprendo; no comprendo por que eres distante, por que cuando trato de dirigirte la palabra esquivas la respuesta o tratas de huir de mis ojos mirando hacia otro lado….cuando me acerco a ti quiero decirte tantas cosas pero no sale nada de mis labios y los tuyos buscan una sonrisa falsa para responderme y un apurado cambio brusco de conversación para salir corriendo de ahí….

Admito soy un cobarde para decirte lo que siento; un canalla sentimental, que deja pasar las oportunidades y que después del amor no queda nada de mi… y sin embargo aun te amo, no eres una fijación o una obsesión simplemente te amo,  pero eso no basta para comprenderte, aun queda mucho por saber de ti pero te encierras en una burbuja de cristal, dentro de tu cárcel dorada en la que vive una vida escondida; una vida que pide a gritos que la saques de ahí y que te des una oportunidad….

Y sin embargo te miro y me miras a escondidas, como si fuéramos dos niños que quisieran decirse todo pero a la vez nada, entre tus ojos marrones como la tierra  y los míos negros  como el infinito… pues me recuerdan todo: mi soledad, tu inseguridad, mis penas y mis alegrías, en fin todo me conduce a ti …

Como quisiera hablarte

 Y decirte  lo mucho que me interesas

De las noches que paso pensando en ti

En tus ojos marrones, que brillan en la sombra de los sueños escondidos

Entre el rumor del viento y los días grises

Que visten las calles de esta ciudad

Déjame entrar en tu mirada  y desnudar tu alma  

Buscar en tus ojos la calma y la paz que solo tú puedes dar

Y que en el silencio se ahoga el vacío de este amor    

Anuncios