la tumba de los sueños...

la tumba de los sueños...

 Ya no soportaba mas, cogió su mochila, la lleno de cartas, fotografías y ropa, del cajón inferior de su escritorio saco una bolsa de tela y extrajo de ella una bala; la examino detenidamente por unos segundos y la guardo en el bolsillo de su chaqueta, bajo apresuradamente por las escaleras, cogió papel y lápiz; y escribió: 

No se que diablos hago acá, en medio de toda esta gente indiferente; por que no puedo evitar la negatividad al borde de empezar voy en búsqueda  de mis sueños rotos….

 Presuroso, pegó la nota en la puerta de la cocina y salio rápido de allí rumbo a lo desconocido, la aventura de saber que hay algo más allá. No era la primera vez que lo hacia pero tenia la sensación de que iba a ser la ultima; pues pertenecía a esa rara especie en extinción  que  el común de la gente llama  “soñador” ,  gente errante que habitan la tierra cada vez menos ; que sienten sensaciones  imperceptibles a los demás;  que ven cosas que otros no pueden ver,  hablan con el viento, el silencio, la luna y las estrellas y se alimentan de las miradas, el amor y la soledad….

Cruzo rápido la calle, rumbo al paradero  y salto sobre el bus que ya presuroso salía hacia su destino, sudoroso  y jadeante se sentó en el asiento del copiloto; exhalando al mismo tiempo un lastimoso  “nunca mas”…. y aparecían  por su mente miles de recuerdos deshechos, reprimidos en su subconsciente una conversación olvidada en la barra de un bar:

Me gustaría a veces descerrajarme un tiro; le decía su mejor amigo

¿Por que dices eso? le contesto el contrariado

Por que estoy cansado de todo, de mi vida, de las traiciones, de los falsos amores, de esperarla en vano…soñador” , los sueños mueren por que no tienen razón de ser son solo ilusiones, fantasías que construye nuestra mente, que no viven ni dejan vivir-  tomo una pausa, extrajo del bolsillo de su pantalón una bolsita de tela y se la entrego diciendo : Nos vemos en el infierno; luego mas tarde supo por las noticias que esa noche al salir del bar su amigo cumplió su promesa y se descerrajó el tiro prometido…..pero súbitamente una voz que gritaba: Ultimo Paradero…  lo despertó fuertemente, bajó somnoliento del bus y apresuro el paso hacia el único ser que podría comprenderlo en aquellos instantes, tal vez el único pues el le enseño varias cosas que muchos no sabían; cruzo las calles del pueblo con una sensación indescriptible, cruzo el puente y llego a una casa pequeña, con un jardín dominado por madreselvas y rosas negras; toco suavemente la puerta y una voz conocida por el; respondió a lo lejos: ahí voy, espere un momento…cuando abrió la puerta, una emoción de alegría y esperanza se dibujo en su cara , a lo que el abuelo le dijo: Pasa;  llegas justo a la hora del almuerzo es muy difícil almorzar solo desde que tu abuela falleció esta casa huele a tristeza, ¿a que has venido, si se puede saber?, le pregunto alcanzándole un vaso de vino, el le respondió : Quiero pasar un tiempo acá, tratar de entender, estoy perdido en mis sentimientos; el abuelo le respondió: me parece bien , mientras limpiaba una pistola antigua, reliquia de una guerra lejana, perdida de la memoria de muchos, incomprendida para otros; cuando agrego inesperadamente: Tengo que salir a comprar ¿me esperas?   El le respondió: No te preocupes…

Era el momento preciso: una bala, una pistola; el instante apropiado en que dos historias se unían: su desamor y la soledad, pues  siempre le llamo la idea de morir entre los árboles con el rumor de viento cruzando por su cara; con una serenidad única en los de su raza, cargo el arma, levanto sus cosas y camino hacia las viñas…

Un disparo se escuchó entre los árboles y las sombras se adueñaron de él y lentamente  cerró los párpados….El sol giraba a su alrededor y cayo en el estado de ya no poder más….

Anuncios