Hoy llegaste tarde a clase, no es natural en ti y menos sentarte al fondo, pareciera que hubieras llorado, pues el rímel estaba corrido, y había dejado entre tus pestañas y tus mejillas un gris acusante, un testigo mudo de algo triste.

Ignoro por qué has llorado, tal vez tuviste problemas en tu casa como todos los tenemos y la impotencia te hizo relucir algunas lagrimas, tal vez peleaste con alguien que de verdad si te interesa y no lo pudiste soportar o simplemente te lavaste y el agua diluyo el maquillaje en la cara dando ese aspecto. De cualquier manera son divagaciones de alguien que no olvida y que no tiene oportunidad alguna en tu vida, solo una simple mancha que quieres borrar

A veces me pregunto qué tanto pensarás en mí, no lo sé, sólo sé la forma en que lo haces; con cierto hastío y tedio, en el mejor de los casos lástima. No es para menos, después de todo nunca he sido más que eso. Pero es estúpido pensar en ti y mucho después de la última vez que hablamos en la que me dijiste que no te interesaba y que no te conocía, y sin embargo siento que te conozco más, que me enlazo más a tilagrimas

Lentamente, muevo mi cabeza hacia donde estas sentada y te veo apuntando con cierto desgano la clase, pasándote de nuevo la mano por la cara y haciendo señas a tu amiga que esta adelante para salir rápido de allí, pues deseas conversar urgente con ella.

Mis amigos dicen que pierdo el tiempo escribiendo estas cosas, pueden que tengan razón, puede que todo esto sea ficticio y nunca me enamore de ti sino de un fantasma de otra persona a la cual idealice en tu persona, lo cual es muy diferente. Siento que esto es algo que debía escribir, escribir para que más tarde pueda ojearlo como quien ojea un libro viejo, lee algo y lo deja en el olvido; siento que esto pasara también con esta página, solo leer y olvidar, lo mismo que tu harás en algún baño tratando de enjugar esas enigmáticas lagrimas tratando de limpiarte ese rímel, pues simplemente te perdí, sin haberte tenido en realidad….

Anuncios