!Dia de la victoria¡ !Feliz día de la victoria¡ era la frase que al unisono se escuchaba por las calles de la poco bulliciosa y tranquila Tallin, mientras a su vez una muchedumbre caminaba en sentido contrario, inundando la avenida  dificultando el tránsito.

Dentro del taxi el conductor me dijo secamente: No se preocupe, van a dejar flores a Alyosha;  luego me pregunto sonriente: ¿Usted, por que esta aqui?. Muy buena pregunta, le conteste, hasta ahora no comprendo como llegue acá y cual es el motivo, pues hacia unas semanas estaba  buscando a una persona por los bares y cafes de Berlín, cuando al pasar por una de sus calles  vi el nombre de Tallin pegado en la vitrina de una agencia de viajes al Báltico; su nombre me sono raro y un pensamiento fugaz se apodero de mi mente: una ciudad rara para una chica rara, pues ella es fuera de lo común. Sabe, ella es diferente a las demas.  Rapidamente ingrese a la agencia y compre el primer pasaje y ahora estoy aqui buscandola.

El taxista se rio y me contesto: En mis 30 años como taxista, he escuchado bastantes cosas y ninguna me parecio mas sincera y graciosa que la de usted eh; mire le contare algo: dicen que quien viene aqui,encuentra lo que buscaba o las pista para encotrar lo que busca, nunca se va con las manos vacias…

Ojala, Dios le escuche, respondi con ilusión, mientras llegabamos al hotel

Rapidamente me baje del carro, le pague y le di las gracias. Ya en el cuarto del hotel, deje mis cosas y recogi del suelo la guia de calles y centro  turisticos, cuando encontre una pequeña descripcion: Alyosha o El Soldado de Bronce : originalmente llamado Monumento a los Libertadores de Tallin , es un monumento soviético de la Segunda Guerra Mundial situado en cementerio militar de la Fuerzas de Defensa Estonias en Tallin.La estatua tiene un valor simbólico significativo para rusos y estones. Para los estones el Soldado de bronce es un símbolo de la ocupación soviética. Para los rusos y la comunidad de estones descendientes de inmigrantes rusos; simboliza la victoria soviética sobre el nazismo.

!Alyosha¡ exclame; saque mi cámara de una de las mochilas y me lance a la calle, siguiendo a la muchedumbre llegue al cementerio antes citado, era amplio y tranquilo, a su lejos se veia la imagen de un soldado, una figura de bronce que se erhuia entre las lápidas de los caidos, me acerque y lentamente como reverenciandolo tome un par de fotografias. Un anciano que pasaba por ahi me observo  y me dijo: No se preocupe, el ya esta con los suyos, como debia haber sido hace tiempo. Lo mire sorprendido: era de mediana altura, en su pecho colgaba varias medallas y condecoraciones, era pues un veterano de guerra, animoso le pregunte: ¿ Y por que dice usted eso ?, el me contesto: Cuando el estaba en el centro de la ciudad no podia descansar, a diario la gente lo atacaba y eso generaba malestar en la poblacion, en cambio hoy ya puede decir que pertenece a un lugar, pues  ahora esta con los suyos, los caidos en batalla- hizo una pausa y luego prosiguio- la gente para comenzar a vivir de nuevo tiene que olvidar lo malo y recordar con nostalgia lo bueno, para que asi florescan nuevos sueños y sentimientos que nos lleven a un futuro mejor; Alyosha en cambio para los rusos significa la derrota del facismo y sus aspiraciones, para los estonios es una mancha que deberia desaparecer de la faz de la tierra.

En cambio para mi Alyosha no es lo uno ni lo otro: él significa la constancia, el valor para alcanzar lo que queremos, el luchar para que nuestros sueños se cumplan- tomo un sorbo de vodka y prosiguio- asi como él lucho por sus sueños, propongaselo tambien usted, dicho esto dio media vuelta y se fue lentamente caminando entre las tumbas de sus compañeros, pero antes de partir me dio una última instrucción: Ella ya no esta aqui, se fue  esta mañana con direccion  al oeste u occidente como ustedes lo llaman; dicho esto se sumergio en un mar de gente y no lo volvi a ver mas…

En verdad tenía razón el taxista: no la encontré, pero si encontre sus pistas para llegar hacia ella. No me dare por vencido, te sigo buscando, el Báltico y Alyosha son testigos de eso…

 

la gente para comenzar a vivir de nuevo tiene que olvidar lo malo y recordar con nostalgia lo bueno, para que asi florescan nuevos sueños y sentimientos que nos lleven a un futuro mejor

la gente para comenzar a vivir de nuevo tiene que olvidar lo malo y recordar con nostalgia lo bueno, para que asi florescan nuevos sueños y sentimientos que nos lleven a un futuro mejor

Anuncios