…No te engañes, no  pienses que soy producto de tu imaginación, porque  que siempre estoy allí, esperandote y tú lo sabes. Puedes gritar, destruir , pedir ayuda, huir al vacio para sentirte segura de que esto es un sueño o en el mejor de los casos una pesadilla de la que esperas salir cuando amanezca, pero creéme todo es real, porque lo irreal tambien existe.

 Por que no abres los ojos, ¿ Te sientes tan avergonzada que ni siquiera puedas voltear la cara y mirarme como la ultima vez que lo hicistes?. Ya veo, sientes que el terror se apodera lentamente de tu cuerpo como un veneno que no te deja avanzar, que te corroe lentamente la sangre y te quita la vida como lo hiciste conmigo.

Sabes, te sigo esperando en ese lugar maldito, donde un día me jurastes amor eterno y muchas promesas mas que se las llevo el viento. Ese lugar donde ahora esta mi cráneo y mis huesos, ocultos y amarillentos  por el paso del tiempo, llenandose de olvido y maleza, pues lo únicos que me acompañan, desde ese momento es el viento, la noche, las flores silvestres que crecen alrededor de mi y las hojas de los arboles.

Pero de ese día lo que mas recuerdo es ese beso mortal que me distes al pie de este viejo árbol que lleva nuestros nombres enlazados y que los musgos aun no han cubierto. Admito, fuistes lo suficientemente astuta para matarme de esa forma, el colorearte los labios con ese veneno fue una gran idea; pero mas aun lo fue ese beso, un beso que no fue frio sino cálido, lleno de pasión, de una pasión que nunca habia sentido en otros besos ni en otros labios. Subitamente  ese calor paso a mi cuerpo y este lentamente desfallecio, cayendo en un extasis mortal y lo ultimo que vieron mis ojos fue tu mirada, una mirada llena de odio, de asco y una repugnante satisfacción;sentimientos claramente reflejados en tus ojos marrones, ojos que me hicieron facilmente caer en tu hechizo.

Una voz temblorosa y llena de pavor respondió con un grito desolado, un grito de esos que solo salen del interior de una persona carcomida por el remordimiento y la desilusión:  Perdón, perdón -dijo sollozando-… no fue mi culpa, el me obligó, yo no queria hacerlo,pero él, el fue quien lo planeo todo. Me prometio que deshaciendonos de ti, viviriamos juntos, lejos de todo, y yo le crei todo, todo -No pudo decir mas,  el llanto le gano y se recosto en el árbol- De que me sirvio todo si al final el se fue con otra y con todo lo tuyo, no valio la pena…

 Él se aproximo a ella, y con sus manos descarnadas, una maraña de huesos, tejidos y nervios, comenzo a acariciar suavemente su cabello castaño, que era iluminada por la luna y poco a poco fue pasando aquellos despojos hacia sus mejillas sonrosadas, juntó su craneo lleno de tierra y soledad hacia la cabeza de ella, y le dijo: Hace un año, en este mismo lugar me distes un regalo  que he venido a devolverte y lentamente la beso fuertemente, ella sintio como  el tiempo se  detuvo, y las fuerzas se le desvanecian poco a poco. Solo un  débil gemido se escucho a lo lejos rasgando brevemente el silencio de la noche….

Anuncios