El estaba sentado en el restaurante, el reloj de su muñeca  daba a las 6:00 p.m., a sus ojos estaba la plaza mayor en  todo su esplendor, las luces lentamente aparecian como luciernagas en el espacio comenzando desde el Cerro San Cristobal, hasta donde el estaba sentado.  Mientras veia este espectaculo, cavilaba en sus adentros diciendose: “Fue un error invitarla a salir, es dificil que alguien como ella se digne a venir aca”, pero si viene que le dire: ¿Como has estado? Estas espectacular, luego pediremos lo mejor de la casa y tal vez saldremos a otro lugar, pero ¿Y si no viene?¿Le habra pasado algo?  no quiero quedarme plantado cansado de esperarla. Eah, vamos se optimista, estate seguro que ella llegara, te lo confirmo por mensaje de texto. Eso no es nada, insensato; recuerda que la ultima vez fue asi y te quedastes con las rosas afuera, mojado con la lluvia, ella no salio ¿Y todavia le crees?, en verdad que eres un ingenuo, la misma inocencia infantil que siempre te caracterizo.  Para calmar, su ansiedad, extrajo un cigarro de su cigarrera y comenzo a fumar, un mozo se le acerco, diciendole que estaba prohibido, no hizo caso y siguio fumando, el mozo lo comprendio y se fue caminando, pensando en sus adentros: En verdad , estos tipos dan risa, lo mas seguro es que se vaya del lugar sin pedir nada y pagando una cuenta imaginaria……  En la otra parte de la ciudad, ella aun no se decidia que vestido ponerse, en verdad, no sabia ni siquiera por que le acepto la invitacion luego de tantas negaciones yde jugar con él al gato y el raton,mientras se cambiaba ella pensaba: Ni se por que lo hice, tal vez para romper la monotonia, aunque tiene un corazon sincero,¿Pero que dices mujer?, el chico de la otra noche era mas interesante, e incluso te pregunto si deseabas ir con el al mejor luau  de despedida de verano en cambio aceptaste salir con el  y ¿adonde todavia? a la Plaza Mayor de Lima

El mientras tanto volvia a ver su reloj, eran 5 minutos para las 7:00 p.m y ya habia pedido una botella de vino; suspiro con resignacion, murmurando: “ella no vendra”; estaba a punto de pedirle al mozo una copa; cuando ella aparecio de forma subita y se sento frente a el, le estampo un beso en la mejilla y el se recompuso, pidio 2 copas y la carta……

Ya en sus casas cada uno, él tirado en su cama, meditando: “Y pensar  que pase años muriendome por ella, de amarla en silencio ¿Para que?, para desengañarme en media hora que ni siquiera valia la pena, y para colmo no era de mi gusto “; y ella mientras salia del taxi, anonadada pensaba: “Y pensar que estuvo conmigo todo el tiempo,en verdad era mi recompensa, es una suerta que nunca fui a esa luau; mañana lo sorprendere  llamandole temprano….  “

Las luces albergaban la ciudad....

Anuncios