Yo era de aquellos que no querian olvidar, o mejor dicho recordar, en si entre las dos cosas siempre hay una linea que las divide, incoherentemente de lo que uno piense, por ejemplo un trata de olvidar una relacion desastrosa, la puede creer superada y sin embargo llega un momento en que te invade una sensacion de liberación, de sana satisfacción, pero aprendes que no solo es despejar de piedras el camino sino también rellenar los baches que uno encuentra o al menos poner una tabla para que pueda ser salvable. En este caso dices si ya la olvide y cuando la ves abrazado con otra persona, colocando su cabeza en el regazo del otro, te nublas de una forma inconcebible, deseas que todo fuera una ilusión y esperas que el viento borre esa realidad que vives, pero es cierto palpable, real, cognosible y lo peor es que vuelves a recordar a acordarte lo que decias haber superado, hay otros que se encierran en una extraña tristeza llamado por ellos melancolía, añoranza, juegs a ser un viajero del tiempo en tu mente y buscas ese universo en que lo imposible de tu mundo se pueda ser posible, y aún otros no pueden soportar y pueden agarrarse un arma y meterse un tiro con el pretexto so de ser románticos. En mi caso es dificil de explicar no he llegado a hacer ninguna de las cosas anteriores y, siento que al contrario unas ganas de sonreir de mirar la historia de otra forma, de adecuar la situación a la realidad y no la realidad a la situación. Lección aprendida: No puedes enamorte de sentimientos, aunque sean corazonadas, acertijos, siempre habra personas que nunca podran acertarlas, te acerca a la desesperación y la timidez te vuelve cobarde,….El viaje continua y esto sera modificado

Anuncios