You are currently browsing the tag archive for the ‘cuentos’ tag.

El viejo, se alzo de la silla y comenzo a rumiar, cavilando hacia sus adentros diciendo- 50 años, por Dios cuanto pasa el tiempo- al paso que su mujer colocaba la mesa y servia la comida para ellos dos, a su lado caminaban presurosamente sus gatos, sabiendo que el siempre desechaba una parte del relleno, pues preferia tomar su café de un sorbo y siempre amargo (él decia, que era una de las formas de hacer pensar rápido a la mente). 

Mientras pasaba el sorbo del café, volvieron los recuerdos de la guerra, el reencuentro y volvio a soñar la escena del pino, el ramo de rosas y el casco, que aún conservaba dentro del armario y el cual sacaban a escondidas sus nietos para jugar a la guerra, entre las vides y el frondoso pero pequeño bosque de nísperos que sembró cuando era joven y daba sus frutos con intensidad.

El pasaje de remeriscencias se esfumo, al preguntar su mujer:

 -Germán, vas a comer un poco más, dentro de un rato llegaran los chicos…

– No, Juana con el café y el relleno me bastan, mas bien cámbiate  rápido…

-No habrás olvidado que fecha es hoy ¿no? 

– Ya me hubiera gustado, son 50 años de matrimonio,¿ recuerdas la cara del finado de tu padre cuando le dije que te ibas a casar conmigo?

-Cuando no, siempre fregando a los muertos, ya dejalo descansar

-Lo que pasa vieja es que nunca estas tranquila sin que me regañes…

-No lo que pasa es que cada vez que envejezco junto a ti, es como volver a empezar

-Lo dices por que siempre nos estamos el uno para el otro

-No, lo digo por que siempre es el eterno empezar de corregirte, vamos Germán, tienes 84 años y sigues siendo tan cargoso como un joven de 30

– Y tú,aunque pasen los años igual no cambiaras, mi pequeña regañuda

Dicho esto ultimo la abrazo y le susurro al oido: Aunque pasen los días, aunque pasen los años, me parece oir tus pasos y te estrecho entre mis brazos…, mas tarde llego todo el agasajo, ¡por que 50 años no son cualquier cosa!, los saludos, los abrazos y los besos se regaron junto al vino, la comida y el baile… Allá en una esquina veia a sus hijas con sus maridos, al otro lado los nietos mas grandes con sus enamoradas y mas allá se veian a los mas pequeños jugando… uno de ellos entro a la despensa y saco un viejo casco, abollado por el tiempo (hubo un tiempo en que sirvio de macetero pero eso ya es otra historia) y entro con el corriendo por la recepción, viendo esto el viejo, cogio al niño y lo sento en su regazo susurrandole: ¿Quieres que te cuente una historia?, el niño asintio ligeramente con su cabeza puesta en el pecho del abuelo. Él comenzó:  Había una ve en un país muy muy lejano, un hombre que mandaba a los demásy aparte era un loco….

La abuela viendolo le dijo: Viejo, cuidado con hablar tonterias y asustar a los niños.  Apenas termino de decir la frase cuando todas las personas se reunieron y rieron sin malicia, la gracia de la abuela…

El simplemente no pudo decir nada….

El hombre bajo del camión y caminó hacia la entrada de la puerta; era de porte galante, cabello engominado, uniforme impecable, chaqueta llena de condecoraciones, en sus mano derecha cargaba un ramo de flores y en la izquierda un casco,  en su mirada se notaba cierta emoción y nerviosismo; había regresado hace unos días para admiración de los vecinos  pues  lo último que sabían de él es que  se había enrolado con los gringos y  partido hace un año, 6 meses, 3 semanas y cuarenta días hacía los Estados Unidos y luego rumbo a Europa… pero ahí estaba en el pueblo, esperando a que alguien le abriera la puerta. Tocó una, dos, tres veces antes de que la empleada abriera la puerta y se diera un susto como quien viera a un alma en pena, el pregunto súbitamente antes que ella se recuperara del espanto:

–          Hola, esta Juana

–          Jo… joven Germán, esta us…usted, usted está vivo

–          Si, Carmela soy yo… ¿donde está Juana? 

–          La señorita esta….esta… en los viñedos, espere aquí que yo le voy a avisar

–          No te preocupes, yo voy a buscarla

Dicho esto entro al vestíbulo y rodeo la sala, comenzó a caminar despacio con el brazo rozando las paredes, tratando de recordar el aroma y los recuerdos que habitaban aquella casona, cruzó el patio y los corrales de los pavos, llegando a la bodega, comenzó a pensar cuanto tiempo había estado afuera, como había cambiado el pueblo, las casas, las personas; se pregunto quién había cambiado mas si era él o los demás; luego cerró los ojos y  sonrió dándose cuenta de la estúpida de su pregunta…

Ya en la viña, la diviso a lo lejos, sentada en el mismo pino, donde tiempo antes se encontraban a escondidas -pues el padre de ella, Don Moisés, no lo quería por ser un mozo aventurero, a pesar de ser de buena familia- su cabellera negra y ondulado era revoloteado por  el viento, con los pies descalzos y enterrados en aquella tierra húmeda, miraba al zanjón que emergía súbitamente de la quebrada  y desaparecía  en el lecho del rio … El se acerco con sigilo y le tapo los ojos, ella grito  con emoción: Germán, has vuelto.. Él la abrazo fuertemente a la cintura y giro con Juana diciéndole: Soy yo, Juana… nada ni nadie nos va a separar y la besó fuertemente.

Ella se separo rápidamente  llorando de alegría:

–          Eres un idiota, Germán, podían haberte matado, y yo aquí llorando como una Magdalena…

–          La culpa fue también tuya, cuando me dijiste que no me querías, que mi vida era un desastre y no cabías en él, me sentí morir por dentro y busque la forma de olvidarte pero no pude… ya no llores, yo también tuve tanta culpa como tú.. vamos lo importante es recuperar el tiempo perdido…volver a amar como antes

–          Como antes, no, nunca como antes, sino todo lo contrario, porque nos hemos amado desde siempre, aún cuando estuvimos separados uno del otro ambos pensábamos igual…

Ella lo cogió del brazo y caminaron hacia la casa, dejando al pie del pino, ilusiones florecientes, un ramo de flores y un viejo casco….

Al contemplar las rosas, cierro los ojos, me acuerdo de ti: tu aroma recorre por las paredes de mi habitacion y las sabanas aun desordenadas, impegnadas de amor parecieran que hablaran de sentimientos encontrados, amores imposibles y promesas lanzadas al viento.

Un susurro rasgo la magia que originaba tan calido silencio;  pero no  pude escuchar con claridad lo que me dijste a mi oido, aún asi  comprendi su tono; era una mezcla de nostalgia con tintes de tristeza los que rozaban tus labios.

Te levantastes silenciosamente, de puntillas como un ladron que trata de escapar de la escena del crimen, llevando tus tacones en  las manos, con cuidado cerrastes la puerta de la habitación y exhalastes un ultimo y ahogado adios.

Cogiste las rosas de la mesa  y las deshojastes una a una por el pasillo, tu aroma mezclado con las rosas me desperto; presurosamente me levante, pero tu ya no estabas. Alcance a verte a travez de la ventana empañada por el rocio de la madrugada y mi aliento, divise a lo lejos como el viento jugaba con tu cabello y  tu vestido  se plegaba a las formas de tu cuerpo, mi ojos se nublaron y dos lagrimas cayeron de mis ojos, cerre los ojos y volvi a oler tu aroma, cuando los abri lentamente ya habias desaparecido.

A lo lejos escuchaba como se despertaba  la ciudad y sus calles se llenaban de tu aroma entre un mar de recuerdos

Gracias Yael por ser la coautora de este post

Hace algunas horas entre a mi facebook, conocida red social y comence a visitar la pagina de una amiga a la cual no veo hace mucho tiempo ( a pesar de que esta en mis posibilidades ir a visitarla pero por X motivos nunca  llego a hacerlo, es como una especie de luego lo hare y siempre se queda en el luego, pero esa es otra historia) y comenzamos a realizar una historia basada en su super volada cabecita (tanto asi que un poco mas pregunto: Aca tierra llamando a Yael, conteste su ubicación) llamada Yaelita roja:

Estaba Yaelita roja en su bosque que se habia comprado osea porque su amigo super nice le dijo:  “Sabes Yaelita, comprate un bosque y pierde en el”  y ella por no quedar mal lo hizo; se compro un super bosque con brujis, ardillitos , pajaritos y mas… (porque un bosque es un bosque eh, o sea mira que si tu nunca has ido a un bosque puedes busca tus acuarelas y pintarlo).

Dentro de su bosque para no perderse llevo migas de pan para dejarlas como señal para ubicarse, junto con su cartera (una diva no puede ir sin su cartera a ningun lado, sino que dirian las igualadas, que horror), pero no se dio cuenta que un monton de ardillitos se comian sus migajas cuando lo dejaba, hasta que llego en medio del bosque y se encontro con un lobo, el lobo le pregunto:

– ¿Yaelita roja que estas haciendo en tu bosque?                                                         

 – Manya lobo estoy buscando mi celu, no lo encuentro, y ahi esta mi lista de amigas super vip, tu no sabes tengo una cita muy importante…

-Oh, malaxo dijo el, por que  ya es casi la hora del te eh , si llegas tarde barbie y toda sus amigas se van a molestar…

– Waa !! OMG malaxo mis super best friends no me lo perdonaran, tu sabes lo que es el té ¿ o sea sabes o no sabes ?

-Bueno…, pero Yaelita roja, por cierto ¿que llevas en la cartera?

-Pero, que lobo mas curioso eh, no te lo voy a decir

– Seguro es un perrito chihuahua

-nop, lobito no es eso, pero adivinaste llevo gas pimienta ja ja

-mis ojos, me arden, todo esto me pasa por ser lo mas amigable posible

-Eso te pasa por confianzudo, lobo anti nice, ademas es tarde ya es hora de ir con mis best friends, bye lobito… 

Moraleja:  No seas tan preguntón con ellas, o si no te caera gas pimienta y eso en verdad duele….

Asi como este relato, muchos cuentos  nacen asi de amenas conversaciones con ella, cuentos en la mayoria divertidos y con bromas de consumo interno, que rayan en el absurdo, la cotidianeidad, la parodia en la cual jugamos a ser pequeños dioses construyendo mundos alternos en la cual nos damos papeles diferentes com un teatro. Hasta mas vernos….. 
 
 
P.S: En la vida real Yael, no es como se le describe este pequeño e ironico relato,en la cual se toma su nombre para darle gracia, es todo lo contrario: es una persona a la cual considero una de mis mejores amigas, alegre,tranquila y  que tiene  una forma de pensar parecida a la mia…
 
¿Las apariencias engañan no?

¿Las apariencias engañan no?

 
 
 

Por alguna razón nunca puedo terminar de escribir un cuento, hay veces que simplemente yo tengo la culpa, pues los dejo inconclusos por apatía y desgano, otras veces  porque no puedo darle un desenlace que a mi parecer debería ser pero  irremediablemente no se puede dar; ya que el supuesto héroe de la historia no cumple con su cometido e incluso se rebela contra el (lo cual ya es un final de por sí), y sin embargo en alguna parte de la narración lo acepta irremediablemente no por voluntad sino que se ata a lo que el común de la gente le llama destino (ósea mi voluntad) , lo cual me induce  a no terminarlo a propósito pues siento que mi creación  se rebela contra mi (lo cual ya es una gran ofensa siendo yo quien le da la vida, y parte de mi propia vida) y muchas veces no los termino pues siento que no tienen razón de ser, pues nacen atemporales o absurdos, y absurdos en el sentido de que no aceptan que viven, pues se sienten limitados a un trozo de papel o un grupo de bytes y no me dejan terminar la historia pues al cabo de unos minutos se suicidan; el último de ellos no dejo que ni siquiera relatara su historia, apenas había terminado el primer párrafo y ya se había lanzado a las vías de un tren (ignoro de donde salió ese tren, nunca lo pensé) cuando el objetivo de su vida era encontrar la felicidad, en una ciudad, donde hay un parque y en una de esas bancas de ese parque conocería al amor de su vida,  conversaría con ella y el aprendería por fin a ser feliz, el muy estúpido pensó que lo iba a matar y para escapar de su final se lanzo, como diría el poeta romano Marcial: Fanio se ha suicidado  para escapar de sus enemigos, no os parece estúpido matarse para huir de la muerte….

Y el muy hijo de puta se suicido antes de que pudiera escribir sobre el lanzandose a las vias del tren

Y el muy hijo de puta se suicido antes de que pudiera escribir sobre él, lanzandose a las vias del tren

Pero no todos son nihilistas como el del tren, otros me parecieron muy valientes al tratar de luchar irreversiblemente contra el hado, su historia era muy simple: había salido a una noche de copas con sus amigos, en el había encontrado en medio de la fiesta a una mujer de cabellos negros, largos y sedosos, pálida como los rayos de luna y de una mirada profunda y bella, lo que no sabía él era que esa chica era la muerte, en medio de la conversación ella le dijo que le quedaba muy poco para que termine su vida y que arreglara sus asuntos para que la acompañe, mi querido héroe por alguna razón pensó que si no dejaba todo en orden seguiría vivo, y  por tal motivo causo destrozo y medio en toda el texto, cuando le reclame porque lo hizo, me contesto insolentemente que él no quería morir y el decidía cuando le daba las ganas de hacerlo, le conteste que no podría hacerlo pues yo lo hice a imagen y semejanza de mis sueños y no podría atentar contra el mismo mientras yo no lo escribiera; una noche el muy granuja salto de un texto a otro aprovechando que deje abierto dos ventanas y comenzó a urdir una  revolución (no debí haber dejado abierto el documento de la revolución francesa, gran error mío), levantando a los demás contra mí.

 En mi enojo comencé a escribir su final, un final horrible para él, en su cuento hice que interviniera la policía  la fiesta, y que lo llevara a un juicio sumario; juicio en la que no falto los escándalos y provocaciones de ambas partes, maquine entonces tratar de matarlo en prisión, de hacerlo abjurar de sus ideas pero increíblemente cada vez que escribía esto, no lo cumplía, así que decidí que si no podía matarlo, tampoco le daría el gusto de que se muera por su voluntad, copie su nombre en un documento en blanco y lo encripte, ahora está recluido en la nada, en el vacío. De vez en cuando abro el documento y lo torturo para hacerlo entrar en razones, pero el condenado sigue en sus trece, no se retracta. Guardo la esperanza de que acepte algún día su destino; puede ser que me compadezca de él y le dé un final más acorde a su pensamiento, ya veremos solo el tiempo lo dirá….         

Es por eso que siento que no podre terminar un cuento, y la razón por la que  publico relatos cortos, simples fragmentos de sueños y pensamientos,  flashbacks para que ninguno de mis personajes tome las armas contra mí evadiendo su final y cause alborotos como ya lo hizo mi defecto perfecto….

Hasta mas vernos…

Yo twiteo o twiteaba

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Los dias pasan

julio 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Páginas

  • 154,356 Visitas

Top Clicks

  • Ninguna

Mundo disperso

cualquier colaboracion o historia para mejorar este especio mandemenla a este correo shorer530@hotmail.com

Xanky