You are currently browsing the tag archive for the ‘ilusion’ tag.

Me da miedo y pavor el futuro de la información y hacia donde nos dirige. Hasta donde podremos llegar en nuestra loca carrera de tratar de vencer al hado y a su tenebrosa balanza.

Antes teníamos miedo a lo conocido, el terror era certero y casi predecible, como en las época de las cavernas hacia lo oscuro del bosque y a las bestias salvajes, luchabas, usabas el fuego,  te defendías y si sabías que ibas a perder lo aceptabas con resignación.

Ahora todo ha cambiado, perder la clave de tu facebook o de tu e-mail supone una serie de eventos desafortunados, puesto que su alcance esta más alla de lo que puede imaginar tu mente. El temor no es a algo conocido sino al desconocido que de algún ignoto lugar vigila tus movimientos, escribe tus acciones y una mañana cualquiera puede dar el golpe, un golpe seguro e indoloro.

Es así que la información se ha vuelto un arma poderosa; cortar las comunicaciones de una región surte efecto mas que un ataque de paracaidistas o a una invasión con toda la parafernalia bélica que lo acompaña.

Me da miedo también que cada día nos volvemos más automatizados, la tecnología se lleva a cada paso un poco de nuestra lánguida humanidad, hemos reemplazado los guiños y abrazos por un emoticon de la red. Nunca más veremos el tranvía pasar por las calles la añoranza se lo ha llevado para nunca regresar jamás.

Hablar con una persona presencialmente se reemplaza a hablar solitariamente con un teléfono móvil, no es lo mismo escuchar la voz  de tu receptor con toda la interferencia que supone. El hombre cada día mas se aísla  incluso de si mismo.

¿Algún día reemplazaremos al libro? ¿Podremos vivir sin Internet u otro medio de red en un futuro ? No lo se, de lo que estoy seguro es que no quiero cambiar tan rápido lo que he conocido y conocí, aunque esto suponga mi destrucción y mi posterior extinción en un mundo que guarda las cartas en museos y simplifica temerariamente su vida.

Hola, pequeñin bienvenido a tu nueva aventura…

Apenas supe de tu llegada al mundo,  comencé a subir dando trompicones en la escalera con la finalidad de escribir todo lo que había rondado por mi cabeza en estos días.

No aguanto las ganas de poder cogerte entre mis brazos, y expreses todas esas emociones guardadas en el vientre de tu mamá en una tierna mirada;  y a pesar de no tener ningún lazo sanguíneo contigo me emociona saber que te esperaran largas tardes soleadas y días de lluvia en mi urbe, la urbe de tu mamá, nuestra urbe: Lima la gris. No lo dudes; compartiremos muchas experiencias, algunas buenas y otras malas, pero siempre sacaremos una sonrisa de todo esto.

Tienes unos padres maravillosos, especialmente tu mamá; en cierta forma te sacaste con ella la lotería: Tu madre tiene las facciones de una gitanilla, cuando crezcas aprenderás mucho de ella  el valor de un “te amo” y lo hermoso de ser diferente a los demás; y cuando ingreses a la escuela el primer día de clases preguntaras a tu maestra si es posible coger los rayos del sol; tal vez muchos se reirán de esa pregunta. Yo te aseguro que ello es posible, si crees en la imaginación en la magia que contiene los libros y si aprendes a escuchar los sonidos que emite el mundo.

Dayanna -esa maravillosa mujer a la que a partir de ahora llamaras mamá- será tu guía en este mundo que no está en el mejor de sus momentos: Contaminación ambiental, consumismo, crisis existenciales y una pérdida rápida de la esencia que es ser “humano”; sin embargo no creas que todo está perdido; todavía queda esperanza y tu eres uno de esos rayitos que necesita el mundo para cambiar.

Sabes, en momentos como estos me planteo nuevamente que hacer con mi vida, tu nacimiento ha cambiado mucho mis perspectivas respecto a formar una familia. Antes no me podía verme casado y con un hijo; hoy por fin puedo decir que si puedo tener un futuro con “ese” alguien especial que aparecerá en el momento menos pensado; cuando eso pase tú tendrás alrededor de 8 a 10 años, y serás el primero en conocerlo, por mientras solo confórmate que si es nene se llamará Flavio y si es nena la llamaré Lucía; pero eso ya es otra historia….

Tal vez leas esto cuando seas grande, pero mientras tanto tu mamá te leerá una y otra vez esta carta al lado de tu cuna,

Te deseo lo mejor porque la vida es una

Giancarlo

Viajero...

Generalmente cuando uno escribe o manda a escribir sus memorias es tratar de realizar dos cosas: a). Engrandecer su vida por medio de hechos heroicos y sobrehumanos o b). Vender sus escándalos y la miseria que lo rodea.

Por demás es describir la situación engorrosa que uno encuentra cuando desea escribir la verdad. Gran parte del tiempo perdido del “biógrafo” se usa para encontrar la palabra adecuada que enmarque un momento personal, que muestre las cualidades del héroe, o en su defecto; tratar de trasladar a la esfera de lo cotidiano las cosas simples que uno trata de engrandecer. Así por ejemplo un general buscará volver una simple escaramuza en una gran batalla; la estrella de cine nos hará creer que ha vencido su adicción a las drogas porque simplemente desmenuzo un porro ante las cámaras de televisión.

Mientras más tratemos de relatar a cabalidad los hechos acontecidos, empezaremos a perdemos en el mar de la fantasía, el hombre es un animal que se refugia en la mitología antes que la razón para ocultar su miedo ante lo desconocido. Tenemos así que los primeros relatos de los navegantes portugueses y españoles en sus periplos por el Atlántico; poco se habla del viaje debido a que gran parte de sus páginas viven sirenas y monstruos mitológicos, justificadas creaciones del viajero para evitar (d)escribir el pesimismo existente entre la tripulación y hacer más llevadero las condicionas infrahumanas del viaje;  o simplemente encontramos una manera noble callar aquella desilusión de no encontrar los tesoros del Oriente.

Lamentablemente en tiempos como el nuestro ya no  hay necesidad de creer en dragones, manos peludas que salen de las entrañas del mar para tragarse los barcos  o en sirenas que canten sus melodías con la finalidad de ahogar al incauto marinero. La imaginación se ha desvanecido como la bruma matinal y por ende las alegorías son menos usadas, se han vuelto fantasmas que vagan en los manuales de literatura. Los hombres se han maquinizado y por ende han olvido el significado de la palabra metáfora.

Por consiguiente en un mundo de maquinas ya no se necesita de viajeros que escriban sus experiencias porque existen  “los gurús de la autoayuda”; hombres que “transmiten sus experiencias y enseñanzas” para ayudar a sus lectores en la búsqueda de la felicidad. Muchos de sus escritos mezclan la  psicología y el misticismo barato con la finalidad de atraer al incauto facilismo; poderoso mejunje que nos lleva a un círculo vicioso del cual es difícil salir.

Triste será el día en que el hombre pierda la capacidad de imaginar y crear mitos….

Siempre tuve una fascinación con el este, hacia el este entre la tundra y la pradera, soledad y momentos vacios, el campo lleno de nieve y los bosques de abedules que llaman al silencio. Hay algo un feeling hacia el Europa Oriental y su misteriosa magnitud, Grecia, Chipre, Turquia, Ucrania, Rusia….. Mi hermano  decia el mejor lugar para blanquear la piel y helar tu culo es Siberia, -40 C° es el infierno helado comentaba mientras sacaba los cubos de hielo de la nevera.

Ahora estoy aquí caminando por la Provskaya rumbo a la Plaza Roja, reviso una vez mas el manual del viajero y noto en las incógnitas, llamativas o acaso místicas  estrellas que adornan el Kremlim un poder hipnótico, desconocido o ignoto que llama a grandeza pasada a una decadencia sostenida y acaso una triste fábula, es entonces que vuelve el recuerdo de mi ciudad siempre gris  otoñal, aquella en que los cerros miran hacia el mar, y comparo sarcásticamente entre ambos lugares mientras una de ellas se proclama la Tercera Roma, la otra se dice la Perla del Pacífico. Acaso las ciudades o sus ciudadanos buscan perennizar el recuerdo de ellos en una frase que resuelva su recuerdo y sus hecho, lo ignoro y prefiero hacerlo antes de desilusionarme del viaje.

La tarde ha empezado y con ella a caer la nieve, nunca la habia visto y sin embargo me parece tan familiar, se que es hora de partir y de volver al hoel, bajo hacia el metro y la estación, una ciudad pétrea llena de tuneles y cavidades un refugio en medio de tanta estepa, tanta nieve, dentro de aquella flecha plateada y aquella urbe hecha para la eternidad los tuneles me llevan de regreso, un flash back de tiempos adormecidos en la garua limeña, en las tardes humedas de la Plaza San Martín, y de nuevo las comparaciones: Torre Ostankino- Centro Cívico, Provskaya-Jr. de La Unión, San Basilio- Catedral de Lima,…. Hay algo de Latinoamerica en el Este y algo del Este en Latinoamerica, la forma en que viven arraigadas a sus tradiciones, el recelo hacia Occidente, la búsqueda de una identidad perdida entre siglos de alienación y autocracia, comparaciones y mas comparaciones jeroglificos mayas- escritura cirilica, el amor por lo desconocido y lo sobrenatural….

Por que sé que podemos decirnos algo mas, aunque sea un hola y un adios indeterminado, un adios que se alargue y agonice con los últimos rayos del sol y muera entre las luces de neón que destellan en el anochecer,pero no se puede esperar -tú bien lo sabes- para dar fin a la tragicomedia que tantos sinsabores nos ha dado, en el cual ambos perdimos y a la vez ganamos, en mi caso yo te perdi acaso para siempre, pero lo que gane fue confianza y aprender a creer en aquella mágica fuerza que tal vez tu ignoras o no quieres abrirte ante ella, esa magia antigua y arcana que buscabamos en lo desconocido y en la ciega esperanza de los sueños.

Pero los sueños solo son ilusiones, fantasias, artilugios de los hombre en los cuales se refugian para olvidar la realidad, esa fue la más dura lección que aprendí de ti, aprendi que una rosa y una  carta de amor no pueden ablandarte; pequé de ingenuo, de querer volver a amar como la primera vez, aquellos amores que nacen cuando uno es niño y cree que todo puede estar a sus pies.

Vuelvo al mismo instante del farol , al paradero en la cual nos hemos encontrado: Yo estoy  nervioso, balbuceo excusas absurdas para hablar contigo y tu sigues  mirando el reloj, esperando el próximo bus que te llevará a tu casa, el día te ha sido pesado, no ha salido como tú lo planeaste, y tienes que coronar el pastel del fracaso con un ser al cual detestas por cobarde pero a la vez por atrevido, te sientes incomoda con él, pero algo te llama a aceptar conversar en el intervalo de espera.   

Mientras tu respondes con evasivas y secas respuestas , yo  no puedo decir nada mas; me siento desarmado, solo en una orfandad emocional, buscando una puerta imaginaria que me lleve a otro lugar, hacia el oeste, en la inmensidad.

Agonizan los ultimos minutosde la tarde y el tiempo se hace lento como si quisiera diluir o preservar tal escena patética y absurda, el sol ya no tardara en ponerse y mientras lo hace va convirtiendo tus cabellos castaños a rubios, aunque sea por unos instantes. Un rayo iluminó mi fragil y turbio pensamiento, tal vez son aquellas percepciones que no pueden ser comprendidas, ideas kamikazes que van rumbo a lo desconcido , a estrellarse sobre su objetivo y hacerlo explotar en miles de pedazos, en atomos de intensidad, minusculos, indoloros, causando un shock del cual es dificil recuperarse.

Que mas da me dije así mismo,  solté primero un debil suspiro y luego soplé levemente tus cabellos, buscando  juguetar con ellos, te distes cuenta, volteastes y no pude más, tus labios se unieron con los mios, primero a la fuerza pero luego cedistes lentamente como el prisionero que ya no tiene nada que perder, instante eterno que tal vez no pude contar, pero que mas daba, cuando eres un suicida emocional no te importa el daño que recibas  con tal de hacerte escuchar. Luego te solte lentamente, el semáforo cambiaba de color. Era hora de la retirada, una retirada honrosa, que me dejaba como el villano del cuento.

Escuché una voz pronunciar mi nombre seguido de un segundo grito: Idiota…. decia la voz y  luego siguio una pausa  para decir con una  resquebrajada voz  por el llanto: Cobarde…

Quise volver atras pero no pude el semáforo volvio a cambiar de luz, y cuando terminó ya no quedaba nada de ese cruento campo de batalla… solo era cuento, ceniza y fábula…    



 

Si es cierto , y estaran en lo correcto, hace tanto tiempo que deje este lugar, y ahora llego intespestivamente como el viento que ruge y azota los vidrios de una ventana en un día de otoño.  Se que hay tanto que contar, de sentarnos a tomar imaginariamente un café a la orilla de cualquier ciudad nacida de los sueños mas locos y extravagantes, y comenzar a deshilvanar las historias que teniamos guardadas para el momento oportuno, la reflexión puntiaguda que se da después del primer sorbo fantasioso de esa amarga y dulce taza de café.

Viajar, soñar, volver a empezar… las mismas palabras que eternamente escribo , un futil caballito de batalla, una máscara que sirve para ocultar nuestros verdaderos anhelos, sentirnos en cierta forma inmunes al daño de la realidad y al ocaso de la esperanza.

 He llegado cuando  menos lo esperaban, en que las noticias presurosas de chismes y malhabladurias  comentaban de mi súbita desaparición o de mi reclutamiento forzado en la monotonía y la cotidianeidad, es cierto, pero deserte y estuve como amante guerrillero,  oculto por largo tiempo en el cementerios de los sueños y las buenas intenciones,  buscando la mejor forma de encontrar el camino a casa.

Estoy vestido de andrajos y harapos, cuando sali tenía  conmigo un pequeño morral en el cual junte todo lo que podia ser útil en ese momento: libros, flores, sentimientos, fantasias… todo eso se fue diluyendo en el camino, regando las hojas entre cada calle que pasaba, y  guardando los empastes en hospicios, campanarios abandonados, barcos hundidos, las flores se marchitaron y no recuperaran su verdor, los sentimientos se quedaron en un trigal esperando florecer, las fantasias volaron un día de madrugada,  buscando el sol…. 

Recordando todo lo vivido entre las paredes de mi derruido caserón encuentro mis ultimos escritos  mutilados con violencia por el olvido y la soledad, rasguñados por alguna fuerza sobrenatural que deseosa de venganza busco eliminar toda presencia del  creador; busco entre las habitaciones llenas de malezas los abrazos rotos, las sonrisas magulladas y la felicidad perdida….

El día se acerca y el sol volverá, pero mientras eso sucede tengo que buscarle sentido  a mi corazón, reconstruir el pasado perdido, comenzar a comprender el tiempo recobrado… buscando una luz entre tanta oscuridad.

 

De los heroés (en este caso antiheroe) de mi ya lejana infancia que aún me siguen como sombras de las cual no puedo desterrarlas y son parte de mi, es la figura de Don Ramón, el clásico personaje interpretado por Ramón Váldez (1923-1988), hoy he decidido darle un espacio en este pequeño rincón del universo blogeril, con motivo de aproximarse un aniversario mas de su partida (9 de agosto), trataré en las siguientes líneas de hablar del personaje y no del cómico (aunque en la vida real, detras de los sets de televisión casi el mito y la realidad se fundieron, dando un hibrido consistente que ha perdurado en el colectivo hasta el día de hoy.

No te doy otra nomas ... si no comentas

Don Ramón es el clásico personaje de una vecindad pobre pero limpia, que hace mas de mil ingenios para no pagar la renta (mas de 14 meses) al dueño de la Vecindad el Sr. Barriga, tiene malas relaciones con Doña Florinda, la cual la pega injustamente por las travesuras que realiza el Chavo del 8 o la Chilindrina gracias a que Quico nunca explica quien le pegó.

En contrastes la Bruja del 71 esta enamorada de Don Ramón a quien acosa bastante, pero el no le corresponde, pero si acepta sus regalos y comidas que siempre le da.

Respecto al caracter de nuestro héroe urbano tendria que decir que es un holgazán de primera, a pesar de su gran honradez, caracteristica suya es una frase que se ha quedado en este blogero cuando no quiere o tiene nada que hacer:   “No hay trabajo malo… lo malo es tener que trabajar”.  A pesar de no trabajar nadie conoce cómo saca dinero para darle un peso a la Chilindrina para ir a la tienda, o de dónde saca para ahorrar en su cochinito,  o simplemente para comprar su poca comida, tampoco se supone cómo podía comprar por ejemplo los globos que a veces vendía, o cómo compraba los adornos de fiestas patrias que en ocasiones traía, etc. Sabemos a lo largo de los capitulos que ha ejercido todo tipo de empleo:se sabe que fue boxeador, futbolista americano, torero, guitarrista, cantante, maestro de obras, etc…

Deducimos tambien que s profundamente carismatico y de buen corazón, pero de caracter explosivo por lo tanto de facil irritabilidad, por lo cual castiga al Chavo, Quico,la Chilindrina y Ñoño aunque en el fondo les tiene un gran aprecio y cariño, pero de que se las ganan se las ganan. 

Contar muchas mas perlas de este personaje es relatar y acrecentar la leyenda, ¿Pero como fue asi que nacio la leyenda, despues de la muerte del héroe ?. Tal vez ese caracter carismatico, de antihéroe que nunca mas se repitio en un programa de televisión para el público infantil (los coscorrones que propinaba, los cigarrillos que se fumaba y sus comentarios sarcásticos), aparte de su gran difusión del Chavo del Ocho  en América Latina (Los otros éxitos serian despues la brasileña Xuxa y las peruanas de Nubeluz) permitio que viva mas allá y quedo como ícono, actualmente a nuestra fechas podemos ver googleando montajes de el, referencias de todo tipo (desde el clásico e inexistente bebida del slogan “Tome ron RON Damón”, la versión fotomontaje de The Doors, los polos negros que a lo lejos parecieran la imagen del Che Guevara y acercandose son las de Ron Damón, etc.)   

Dejo en mi teclado mas milagros, vida y obra de este personaje de la vecindad, una añorada vecindad que aún sigue viviendo en muchas personas que amamos lo clásico y el verdadero humor sano (del cual queda poco hoy dia), sin llegar al bodrio y la putrefacción de la vulgaridad, asi como la entumecedora, aletargadores y estupidos programas snob’s que nos tiene acostumbrado Discovey Kids, y mas basura norteamericana.    

Aca una clase con mi antiheroe preferido, espero que lo disfruten:

El viejo, se alzo de la silla y comenzo a rumiar, cavilando hacia sus adentros diciendo- 50 años, por Dios cuanto pasa el tiempo- al paso que su mujer colocaba la mesa y servia la comida para ellos dos, a su lado caminaban presurosamente sus gatos, sabiendo que el siempre desechaba una parte del relleno, pues preferia tomar su café de un sorbo y siempre amargo (él decia, que era una de las formas de hacer pensar rápido a la mente). 

Mientras pasaba el sorbo del café, volvieron los recuerdos de la guerra, el reencuentro y volvio a soñar la escena del pino, el ramo de rosas y el casco, que aún conservaba dentro del armario y el cual sacaban a escondidas sus nietos para jugar a la guerra, entre las vides y el frondoso pero pequeño bosque de nísperos que sembró cuando era joven y daba sus frutos con intensidad.

El pasaje de remeriscencias se esfumo, al preguntar su mujer:

 -Germán, vas a comer un poco más, dentro de un rato llegaran los chicos…

– No, Juana con el café y el relleno me bastan, mas bien cámbiate  rápido…

-No habrás olvidado que fecha es hoy ¿no? 

– Ya me hubiera gustado, son 50 años de matrimonio,¿ recuerdas la cara del finado de tu padre cuando le dije que te ibas a casar conmigo?

-Cuando no, siempre fregando a los muertos, ya dejalo descansar

-Lo que pasa vieja es que nunca estas tranquila sin que me regañes…

-No lo que pasa es que cada vez que envejezco junto a ti, es como volver a empezar

-Lo dices por que siempre nos estamos el uno para el otro

-No, lo digo por que siempre es el eterno empezar de corregirte, vamos Germán, tienes 84 años y sigues siendo tan cargoso como un joven de 30

– Y tú,aunque pasen los años igual no cambiaras, mi pequeña regañuda

Dicho esto ultimo la abrazo y le susurro al oido: Aunque pasen los días, aunque pasen los años, me parece oir tus pasos y te estrecho entre mis brazos…, mas tarde llego todo el agasajo, ¡por que 50 años no son cualquier cosa!, los saludos, los abrazos y los besos se regaron junto al vino, la comida y el baile… Allá en una esquina veia a sus hijas con sus maridos, al otro lado los nietos mas grandes con sus enamoradas y mas allá se veian a los mas pequeños jugando… uno de ellos entro a la despensa y saco un viejo casco, abollado por el tiempo (hubo un tiempo en que sirvio de macetero pero eso ya es otra historia) y entro con el corriendo por la recepción, viendo esto el viejo, cogio al niño y lo sento en su regazo susurrandole: ¿Quieres que te cuente una historia?, el niño asintio ligeramente con su cabeza puesta en el pecho del abuelo. Él comenzó:  Había una ve en un país muy muy lejano, un hombre que mandaba a los demásy aparte era un loco….

La abuela viendolo le dijo: Viejo, cuidado con hablar tonterias y asustar a los niños.  Apenas termino de decir la frase cuando todas las personas se reunieron y rieron sin malicia, la gracia de la abuela…

El simplemente no pudo decir nada….

El hombre bajo del camión y caminó hacia la entrada de la puerta; era de porte galante, cabello engominado, uniforme impecable, chaqueta llena de condecoraciones, en sus mano derecha cargaba un ramo de flores y en la izquierda un casco,  en su mirada se notaba cierta emoción y nerviosismo; había regresado hace unos días para admiración de los vecinos  pues  lo último que sabían de él es que  se había enrolado con los gringos y  partido hace un año, 6 meses, 3 semanas y cuarenta días hacía los Estados Unidos y luego rumbo a Europa… pero ahí estaba en el pueblo, esperando a que alguien le abriera la puerta. Tocó una, dos, tres veces antes de que la empleada abriera la puerta y se diera un susto como quien viera a un alma en pena, el pregunto súbitamente antes que ella se recuperara del espanto:

–          Hola, esta Juana

–          Jo… joven Germán, esta us…usted, usted está vivo

–          Si, Carmela soy yo… ¿donde está Juana? 

–          La señorita esta….esta… en los viñedos, espere aquí que yo le voy a avisar

–          No te preocupes, yo voy a buscarla

Dicho esto entro al vestíbulo y rodeo la sala, comenzó a caminar despacio con el brazo rozando las paredes, tratando de recordar el aroma y los recuerdos que habitaban aquella casona, cruzó el patio y los corrales de los pavos, llegando a la bodega, comenzó a pensar cuanto tiempo había estado afuera, como había cambiado el pueblo, las casas, las personas; se pregunto quién había cambiado mas si era él o los demás; luego cerró los ojos y  sonrió dándose cuenta de la estúpida de su pregunta…

Ya en la viña, la diviso a lo lejos, sentada en el mismo pino, donde tiempo antes se encontraban a escondidas -pues el padre de ella, Don Moisés, no lo quería por ser un mozo aventurero, a pesar de ser de buena familia- su cabellera negra y ondulado era revoloteado por  el viento, con los pies descalzos y enterrados en aquella tierra húmeda, miraba al zanjón que emergía súbitamente de la quebrada  y desaparecía  en el lecho del rio … El se acerco con sigilo y le tapo los ojos, ella grito  con emoción: Germán, has vuelto.. Él la abrazo fuertemente a la cintura y giro con Juana diciéndole: Soy yo, Juana… nada ni nadie nos va a separar y la besó fuertemente.

Ella se separo rápidamente  llorando de alegría:

–          Eres un idiota, Germán, podían haberte matado, y yo aquí llorando como una Magdalena…

–          La culpa fue también tuya, cuando me dijiste que no me querías, que mi vida era un desastre y no cabías en él, me sentí morir por dentro y busque la forma de olvidarte pero no pude… ya no llores, yo también tuve tanta culpa como tú.. vamos lo importante es recuperar el tiempo perdido…volver a amar como antes

–          Como antes, no, nunca como antes, sino todo lo contrario, porque nos hemos amado desde siempre, aún cuando estuvimos separados uno del otro ambos pensábamos igual…

Ella lo cogió del brazo y caminaron hacia la casa, dejando al pie del pino, ilusiones florecientes, un ramo de flores y un viejo casco….

Capitulo I

Pero usted esta loco no, es decir me entiende ¿Como va a comprar esa casa?, si se esta cayendo a pedazos es una podredumbre de quincha, adobe y madera, en resumidas cuentas, una gran mierda, una grandísima mierda como el centro de Lima, pero es su problema yo me limito a advertirle, tampoco es mi responsabilidad pues usted es el interesado; de esa forma le advirtió el viejo impacientemente mientras lo atendía en su despacho en el pleno corazón de Miraflores.

El hombre le respondió sus motivos por el cual esta interesado en el inmueble, trato de convencerle de su misterio y el estilo de esa casa, la subjetividad en la que se hallaba y las condiciones del contrato….

 El viejo no entendió lo que el hombre quiso decirle, quizás por el alcohol, quizás por el tiempo que le quitaba y solo se limito a decir:

Como quiera, la casa es suya; pero debo advertirle que hace algún tiempo el inmueble fue invadido por fumones y otras lacras sociales, el municipio tuvo que hacer un gran esfuerzo para echarlos como los perros que son, después de una pausa agrego ¿Los documentos están listos, quiere usted firmarlos?

El hombre lo miro socarronamente y respondió: Excelente negocio e hizo una pausa para firmar los documentos y luego pregunto ¿Cuando puedo tener posesión de ella?

El viejo suspiro y le respondió: si usted quiere desde ahora, a lo que a mi me compete el asunto esta cerrado, a partir de ahora solo me interesa que cumpla con las cuotas acordadas en el contrato de compra y venta, que tenga buen día.

El hombre se puso de pie y le estrecho la mano, luego se paro y salio del despacho.

Ya afuera, camino dos cuadras hacia abajo y entro al estacionamiento, pregunto por su automóvil y pago la cuenta respectiva, a la salida de aquel lugar triste y gris, saco de sus bolsillos un billete de 10 soles y se lo dio como propina al empleado, que ni corto ni perezoso lo guardo en el bolsillo de su camisa.

Ya en la Vía Expresa se puso a recordar la primera expresión que sintió por aquella gran casa de mierda- como a ella se refirió el viejo- y el porque hizo toda esa odisea y búsqueda de tanto registro para dar con un dueño que ni siquiera sabia que era de su propiedad… Aquí corto la hilación del relato  para ayudar al lector a entender en parte a nuestro personaje, por lo cual expondré brevemente los motivos por el cual a veces nos sentimos atraídos por algo de manera sobrenatural y nos fuerza a unirnos a ella de una forma u otra y en parte para ayudar a nuestro amigo a que atraviese las caóticas calles de Lima, con sus 8,5 millones de habitantes, 4 millones de carros, su equivalentes en combis asesinas y muchos miles de millones de motivos a las cuales estas 8,5 millones de personas se unen a ella y crean un monstruo deforme, que desde el espacio no parecería una ciudad, sino  un grandísimo campo de concentración que abarca desde la orilla del mar en la cual van todos los desagües y coliformes fecales de esta hasta la punta del cerro mas alejado en la cual impera la chicha y la informalidad

Después de una pequeña pero útil información a grandes rasgos de Lima, continuo con los motivos de nuestro Robinsón Crusoe urbano por la cual  Eligio tal casa y en cierta forma ella a el. Cuando hablamos de motivos muchos de nosotros pensamos en razones, en la lógica con la cual hacemos funcionar nuestro cerebro para darnos cuenta que ella muchas veces nos miente y nos trata de confundir, por que en verdad las cosas hay que mirarlas también con lo que los románticos llamarían “el corazón”,  por que el ser humano o mejor dicho los pocos que obtienen ese rango de llamarse “ser humano”, entenderían si te dicen aquella casa tiene un hermoso balcón, altas paredes deterioradas por el tiempo y la inclemencia del hombre, con un patio pequeño pero con unos solitarios y tal vez meados rosales, que tratan de supervivir a su pronto exterminio, mientras afuera se descascaran eternamente pedazos de la pared y amenazan a las bisagras de las puertas a una lenta oxidación ellos te dirían, es algo triste y hermoso que puede salvarse si ponemos interés en ayudarlo, el resto de las personas ”antihumanas” no lo harían, simplemente por que todo lo expuesto sobre esa casa le pareció floro barato y una gran estupidez para preguntarnos abruptamente ¿No tengo tiempo para tonterías, de una vez por todas di cuanto te costo?, simplemente le diremos  que fueron 40 mil dólares al cambio vigente, y ellos nos responderían: Pídele que te cancele el contrato y te devuelva el dinero, es una grandísima mierda lo que te han vendido…

Así es el mundo, pocos pueden ver más allá de las cosas y sin embargo los pocos que lo hacen son discriminados, alejados por que los consideran más peligrosos que un desadaptado social, pues simplemente son unos locos peligrosos que dañan el cerebro y el sentir de las personas. Nuestro héroe -o antihéroe- como quieran usted nombrarlo es uno de estos subjetivistas, que no pueden con su genio y siempre paran con un café en las manos mirando las calles de una ciudad como Lima que contando el dinero de su sueldo en el banco…

Pienso que con todo esto ya le dimos demasiado tiempo a “el hombre” para que llegue a su aun departamento de soltero, el cual comparte con su hermano y tratar de aclarar su situación…

Yo twiteo o twiteaba

Los dias pasan

julio 2017
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Páginas

  • 154,319 Visitas

Top Clicks

  • Ninguna

Mundo disperso

cualquier colaboracion o historia para mejorar este especio mandemenla a este correo shorer530@hotmail.com

Xanky