You are currently browsing the tag archive for the ‘sueños’ tag.

Era necesario aprender a decir las cosas en el momento indicado, se decía así mismo mientras veía caer la tarde desde la cafetería, uno no puede esperar que las estrellas alumbren tu camino, sin embargo siento temblar mis piernas y las palabras se entrecortan. Porque era de los tipos que piden un café espresso y luego dejarlo enfriar por el placer de observar a los demás, como si se le divirtiera de alguna forma la rutina que sucedía alrededor de él, rutina de la cual también el era parte: Sentarse a la salida del trabajo, dejar el morral colgado del lado izquierdo de la silla y pedir una taza de café con una tarta de manzana, mientras jugaba con las servilletas escribiendo haikus y pequeñas frases que luego sería aviones; aviones que luego ametrallarían paracaidistas invisibles en medio de la inmensidad de sus tardes vacías.

Puede que su mundo se halla derrumbado súbitamente cuando la conoció: Estaba sentada en su mesa, esperando como él a que termine la tarde. No dijo nada y se sentó junto a ella, tratando de mirarla cada vez que sonreía.Esta vez no pidió nada, cogió la servilleta más próxima y escribió sucintamente, luego hizo señas al dueño para darle algunas indicaciones y se retiro.

Al cabo de un rato  pidió la cuenta, solo para sorprenderse que había sido pagada por el desconocido que se sentó junto a ella, luego el camarero le entrego la nota,  lo leyó y pronto la guardo en su cartera.  ¿Es algún conocido suyo? inquirió el camarero, ella atinó a sonreír, luego pregunto ¿Siempre viene por este lugar?. Cada día, en el mismo lugar,  aunque la hora varía. Entonces-ella agregó- ¿es posible que halla alterado el orden de las cosas?. El camarero solo respondió: Eso depende del cristal con el que se observe.

Saco de su cartera un lapicero y escribió en la servilleta: “El olvido es un hermoso lugar lleno de recuerdos” y la dejo en el mismo sitio

Ha pasado tanto tiempo desde aquel suceso y aún ella guarda la esperanza de volver a verlo, aunque no sepa su nombre ni recuerde su faz; y cada vez que se sienta en la misma mesa busca delicadamente (o acaso deliberadamente) entre las servilletas su respuesta, pues quiere creer  que el mensaje llego. El había escrito ese día:”Mas vale una sonrisa triste que estar triste y no sonreír. Es tiempo de florecer”.

Imagen

Hola, pequeñin bienvenido a tu nueva aventura…

Apenas supe de tu llegada al mundo,  comencé a subir dando trompicones en la escalera con la finalidad de escribir todo lo que había rondado por mi cabeza en estos días.

No aguanto las ganas de poder cogerte entre mis brazos, y expreses todas esas emociones guardadas en el vientre de tu mamá en una tierna mirada;  y a pesar de no tener ningún lazo sanguíneo contigo me emociona saber que te esperaran largas tardes soleadas y días de lluvia en mi urbe, la urbe de tu mamá, nuestra urbe: Lima la gris. No lo dudes; compartiremos muchas experiencias, algunas buenas y otras malas, pero siempre sacaremos una sonrisa de todo esto.

Tienes unos padres maravillosos, especialmente tu mamá; en cierta forma te sacaste con ella la lotería: Tu madre tiene las facciones de una gitanilla, cuando crezcas aprenderás mucho de ella  el valor de un “te amo” y lo hermoso de ser diferente a los demás; y cuando ingreses a la escuela el primer día de clases preguntaras a tu maestra si es posible coger los rayos del sol; tal vez muchos se reirán de esa pregunta. Yo te aseguro que ello es posible, si crees en la imaginación en la magia que contiene los libros y si aprendes a escuchar los sonidos que emite el mundo.

Dayanna -esa maravillosa mujer a la que a partir de ahora llamaras mamá- será tu guía en este mundo que no está en el mejor de sus momentos: Contaminación ambiental, consumismo, crisis existenciales y una pérdida rápida de la esencia que es ser “humano”; sin embargo no creas que todo está perdido; todavía queda esperanza y tu eres uno de esos rayitos que necesita el mundo para cambiar.

Sabes, en momentos como estos me planteo nuevamente que hacer con mi vida, tu nacimiento ha cambiado mucho mis perspectivas respecto a formar una familia. Antes no me podía verme casado y con un hijo; hoy por fin puedo decir que si puedo tener un futuro con “ese” alguien especial que aparecerá en el momento menos pensado; cuando eso pase tú tendrás alrededor de 8 a 10 años, y serás el primero en conocerlo, por mientras solo confórmate que si es nene se llamará Flavio y si es nena la llamaré Lucía; pero eso ya es otra historia….

Tal vez leas esto cuando seas grande, pero mientras tanto tu mamá te leerá una y otra vez esta carta al lado de tu cuna,

Te deseo lo mejor porque la vida es una

Giancarlo

Viajero...

Generalmente cuando uno escribe o manda a escribir sus memorias es tratar de realizar dos cosas: a). Engrandecer su vida por medio de hechos heroicos y sobrehumanos o b). Vender sus escándalos y la miseria que lo rodea.

Por demás es describir la situación engorrosa que uno encuentra cuando desea escribir la verdad. Gran parte del tiempo perdido del “biógrafo” se usa para encontrar la palabra adecuada que enmarque un momento personal, que muestre las cualidades del héroe, o en su defecto; tratar de trasladar a la esfera de lo cotidiano las cosas simples que uno trata de engrandecer. Así por ejemplo un general buscará volver una simple escaramuza en una gran batalla; la estrella de cine nos hará creer que ha vencido su adicción a las drogas porque simplemente desmenuzo un porro ante las cámaras de televisión.

Mientras más tratemos de relatar a cabalidad los hechos acontecidos, empezaremos a perdemos en el mar de la fantasía, el hombre es un animal que se refugia en la mitología antes que la razón para ocultar su miedo ante lo desconocido. Tenemos así que los primeros relatos de los navegantes portugueses y españoles en sus periplos por el Atlántico; poco se habla del viaje debido a que gran parte de sus páginas viven sirenas y monstruos mitológicos, justificadas creaciones del viajero para evitar (d)escribir el pesimismo existente entre la tripulación y hacer más llevadero las condicionas infrahumanas del viaje;  o simplemente encontramos una manera noble callar aquella desilusión de no encontrar los tesoros del Oriente.

Lamentablemente en tiempos como el nuestro ya no  hay necesidad de creer en dragones, manos peludas que salen de las entrañas del mar para tragarse los barcos  o en sirenas que canten sus melodías con la finalidad de ahogar al incauto marinero. La imaginación se ha desvanecido como la bruma matinal y por ende las alegorías son menos usadas, se han vuelto fantasmas que vagan en los manuales de literatura. Los hombres se han maquinizado y por ende han olvido el significado de la palabra metáfora.

Por consiguiente en un mundo de maquinas ya no se necesita de viajeros que escriban sus experiencias porque existen  “los gurús de la autoayuda”; hombres que “transmiten sus experiencias y enseñanzas” para ayudar a sus lectores en la búsqueda de la felicidad. Muchos de sus escritos mezclan la  psicología y el misticismo barato con la finalidad de atraer al incauto facilismo; poderoso mejunje que nos lleva a un círculo vicioso del cual es difícil salir.

Triste será el día en que el hombre pierda la capacidad de imaginar y crear mitos….

Por que sé que podemos decirnos algo mas, aunque sea un hola y un adios indeterminado, un adios que se alargue y agonice con los últimos rayos del sol y muera entre las luces de neón que destellan en el anochecer,pero no se puede esperar -tú bien lo sabes- para dar fin a la tragicomedia que tantos sinsabores nos ha dado, en el cual ambos perdimos y a la vez ganamos, en mi caso yo te perdi acaso para siempre, pero lo que gane fue confianza y aprender a creer en aquella mágica fuerza que tal vez tu ignoras o no quieres abrirte ante ella, esa magia antigua y arcana que buscabamos en lo desconocido y en la ciega esperanza de los sueños.

Pero los sueños solo son ilusiones, fantasias, artilugios de los hombre en los cuales se refugian para olvidar la realidad, esa fue la más dura lección que aprendí de ti, aprendi que una rosa y una  carta de amor no pueden ablandarte; pequé de ingenuo, de querer volver a amar como la primera vez, aquellos amores que nacen cuando uno es niño y cree que todo puede estar a sus pies.

Vuelvo al mismo instante del farol , al paradero en la cual nos hemos encontrado: Yo estoy  nervioso, balbuceo excusas absurdas para hablar contigo y tu sigues  mirando el reloj, esperando el próximo bus que te llevará a tu casa, el día te ha sido pesado, no ha salido como tú lo planeaste, y tienes que coronar el pastel del fracaso con un ser al cual detestas por cobarde pero a la vez por atrevido, te sientes incomoda con él, pero algo te llama a aceptar conversar en el intervalo de espera.   

Mientras tu respondes con evasivas y secas respuestas , yo  no puedo decir nada mas; me siento desarmado, solo en una orfandad emocional, buscando una puerta imaginaria que me lleve a otro lugar, hacia el oeste, en la inmensidad.

Agonizan los ultimos minutosde la tarde y el tiempo se hace lento como si quisiera diluir o preservar tal escena patética y absurda, el sol ya no tardara en ponerse y mientras lo hace va convirtiendo tus cabellos castaños a rubios, aunque sea por unos instantes. Un rayo iluminó mi fragil y turbio pensamiento, tal vez son aquellas percepciones que no pueden ser comprendidas, ideas kamikazes que van rumbo a lo desconcido , a estrellarse sobre su objetivo y hacerlo explotar en miles de pedazos, en atomos de intensidad, minusculos, indoloros, causando un shock del cual es dificil recuperarse.

Que mas da me dije así mismo,  solté primero un debil suspiro y luego soplé levemente tus cabellos, buscando  juguetar con ellos, te distes cuenta, volteastes y no pude más, tus labios se unieron con los mios, primero a la fuerza pero luego cedistes lentamente como el prisionero que ya no tiene nada que perder, instante eterno que tal vez no pude contar, pero que mas daba, cuando eres un suicida emocional no te importa el daño que recibas  con tal de hacerte escuchar. Luego te solte lentamente, el semáforo cambiaba de color. Era hora de la retirada, una retirada honrosa, que me dejaba como el villano del cuento.

Escuché una voz pronunciar mi nombre seguido de un segundo grito: Idiota…. decia la voz y  luego siguio una pausa  para decir con una  resquebrajada voz  por el llanto: Cobarde…

Quise volver atras pero no pude el semáforo volvio a cambiar de luz, y cuando terminó ya no quedaba nada de ese cruento campo de batalla… solo era cuento, ceniza y fábula…    



 

Si es cierto , y estaran en lo correcto, hace tanto tiempo que deje este lugar, y ahora llego intespestivamente como el viento que ruge y azota los vidrios de una ventana en un día de otoño.  Se que hay tanto que contar, de sentarnos a tomar imaginariamente un café a la orilla de cualquier ciudad nacida de los sueños mas locos y extravagantes, y comenzar a deshilvanar las historias que teniamos guardadas para el momento oportuno, la reflexión puntiaguda que se da después del primer sorbo fantasioso de esa amarga y dulce taza de café.

Viajar, soñar, volver a empezar… las mismas palabras que eternamente escribo , un futil caballito de batalla, una máscara que sirve para ocultar nuestros verdaderos anhelos, sentirnos en cierta forma inmunes al daño de la realidad y al ocaso de la esperanza.

 He llegado cuando  menos lo esperaban, en que las noticias presurosas de chismes y malhabladurias  comentaban de mi súbita desaparición o de mi reclutamiento forzado en la monotonía y la cotidianeidad, es cierto, pero deserte y estuve como amante guerrillero,  oculto por largo tiempo en el cementerios de los sueños y las buenas intenciones,  buscando la mejor forma de encontrar el camino a casa.

Estoy vestido de andrajos y harapos, cuando sali tenía  conmigo un pequeño morral en el cual junte todo lo que podia ser útil en ese momento: libros, flores, sentimientos, fantasias… todo eso se fue diluyendo en el camino, regando las hojas entre cada calle que pasaba, y  guardando los empastes en hospicios, campanarios abandonados, barcos hundidos, las flores se marchitaron y no recuperaran su verdor, los sentimientos se quedaron en un trigal esperando florecer, las fantasias volaron un día de madrugada,  buscando el sol…. 

Recordando todo lo vivido entre las paredes de mi derruido caserón encuentro mis ultimos escritos  mutilados con violencia por el olvido y la soledad, rasguñados por alguna fuerza sobrenatural que deseosa de venganza busco eliminar toda presencia del  creador; busco entre las habitaciones llenas de malezas los abrazos rotos, las sonrisas magulladas y la felicidad perdida….

El día se acerca y el sol volverá, pero mientras eso sucede tengo que buscarle sentido  a mi corazón, reconstruir el pasado perdido, comenzar a comprender el tiempo recobrado… buscando una luz entre tanta oscuridad.

 

El viejo, se alzo de la silla y comenzo a rumiar, cavilando hacia sus adentros diciendo- 50 años, por Dios cuanto pasa el tiempo- al paso que su mujer colocaba la mesa y servia la comida para ellos dos, a su lado caminaban presurosamente sus gatos, sabiendo que el siempre desechaba una parte del relleno, pues preferia tomar su café de un sorbo y siempre amargo (él decia, que era una de las formas de hacer pensar rápido a la mente). 

Mientras pasaba el sorbo del café, volvieron los recuerdos de la guerra, el reencuentro y volvio a soñar la escena del pino, el ramo de rosas y el casco, que aún conservaba dentro del armario y el cual sacaban a escondidas sus nietos para jugar a la guerra, entre las vides y el frondoso pero pequeño bosque de nísperos que sembró cuando era joven y daba sus frutos con intensidad.

El pasaje de remeriscencias se esfumo, al preguntar su mujer:

 -Germán, vas a comer un poco más, dentro de un rato llegaran los chicos…

– No, Juana con el café y el relleno me bastan, mas bien cámbiate  rápido…

-No habrás olvidado que fecha es hoy ¿no? 

– Ya me hubiera gustado, son 50 años de matrimonio,¿ recuerdas la cara del finado de tu padre cuando le dije que te ibas a casar conmigo?

-Cuando no, siempre fregando a los muertos, ya dejalo descansar

-Lo que pasa vieja es que nunca estas tranquila sin que me regañes…

-No lo que pasa es que cada vez que envejezco junto a ti, es como volver a empezar

-Lo dices por que siempre nos estamos el uno para el otro

-No, lo digo por que siempre es el eterno empezar de corregirte, vamos Germán, tienes 84 años y sigues siendo tan cargoso como un joven de 30

– Y tú,aunque pasen los años igual no cambiaras, mi pequeña regañuda

Dicho esto ultimo la abrazo y le susurro al oido: Aunque pasen los días, aunque pasen los años, me parece oir tus pasos y te estrecho entre mis brazos…, mas tarde llego todo el agasajo, ¡por que 50 años no son cualquier cosa!, los saludos, los abrazos y los besos se regaron junto al vino, la comida y el baile… Allá en una esquina veia a sus hijas con sus maridos, al otro lado los nietos mas grandes con sus enamoradas y mas allá se veian a los mas pequeños jugando… uno de ellos entro a la despensa y saco un viejo casco, abollado por el tiempo (hubo un tiempo en que sirvio de macetero pero eso ya es otra historia) y entro con el corriendo por la recepción, viendo esto el viejo, cogio al niño y lo sento en su regazo susurrandole: ¿Quieres que te cuente una historia?, el niño asintio ligeramente con su cabeza puesta en el pecho del abuelo. Él comenzó:  Había una ve en un país muy muy lejano, un hombre que mandaba a los demásy aparte era un loco….

La abuela viendolo le dijo: Viejo, cuidado con hablar tonterias y asustar a los niños.  Apenas termino de decir la frase cuando todas las personas se reunieron y rieron sin malicia, la gracia de la abuela…

El simplemente no pudo decir nada….

El hombre bajo del camión y caminó hacia la entrada de la puerta; era de porte galante, cabello engominado, uniforme impecable, chaqueta llena de condecoraciones, en sus mano derecha cargaba un ramo de flores y en la izquierda un casco,  en su mirada se notaba cierta emoción y nerviosismo; había regresado hace unos días para admiración de los vecinos  pues  lo último que sabían de él es que  se había enrolado con los gringos y  partido hace un año, 6 meses, 3 semanas y cuarenta días hacía los Estados Unidos y luego rumbo a Europa… pero ahí estaba en el pueblo, esperando a que alguien le abriera la puerta. Tocó una, dos, tres veces antes de que la empleada abriera la puerta y se diera un susto como quien viera a un alma en pena, el pregunto súbitamente antes que ella se recuperara del espanto:

–          Hola, esta Juana

–          Jo… joven Germán, esta us…usted, usted está vivo

–          Si, Carmela soy yo… ¿donde está Juana? 

–          La señorita esta….esta… en los viñedos, espere aquí que yo le voy a avisar

–          No te preocupes, yo voy a buscarla

Dicho esto entro al vestíbulo y rodeo la sala, comenzó a caminar despacio con el brazo rozando las paredes, tratando de recordar el aroma y los recuerdos que habitaban aquella casona, cruzó el patio y los corrales de los pavos, llegando a la bodega, comenzó a pensar cuanto tiempo había estado afuera, como había cambiado el pueblo, las casas, las personas; se pregunto quién había cambiado mas si era él o los demás; luego cerró los ojos y  sonrió dándose cuenta de la estúpida de su pregunta…

Ya en la viña, la diviso a lo lejos, sentada en el mismo pino, donde tiempo antes se encontraban a escondidas -pues el padre de ella, Don Moisés, no lo quería por ser un mozo aventurero, a pesar de ser de buena familia- su cabellera negra y ondulado era revoloteado por  el viento, con los pies descalzos y enterrados en aquella tierra húmeda, miraba al zanjón que emergía súbitamente de la quebrada  y desaparecía  en el lecho del rio … El se acerco con sigilo y le tapo los ojos, ella grito  con emoción: Germán, has vuelto.. Él la abrazo fuertemente a la cintura y giro con Juana diciéndole: Soy yo, Juana… nada ni nadie nos va a separar y la besó fuertemente.

Ella se separo rápidamente  llorando de alegría:

–          Eres un idiota, Germán, podían haberte matado, y yo aquí llorando como una Magdalena…

–          La culpa fue también tuya, cuando me dijiste que no me querías, que mi vida era un desastre y no cabías en él, me sentí morir por dentro y busque la forma de olvidarte pero no pude… ya no llores, yo también tuve tanta culpa como tú.. vamos lo importante es recuperar el tiempo perdido…volver a amar como antes

–          Como antes, no, nunca como antes, sino todo lo contrario, porque nos hemos amado desde siempre, aún cuando estuvimos separados uno del otro ambos pensábamos igual…

Ella lo cogió del brazo y caminaron hacia la casa, dejando al pie del pino, ilusiones florecientes, un ramo de flores y un viejo casco….

ella se desperto subitamente, se arreglo y salio hacia la estacion

Llego a su casa muy entrada la noche, en verdad la reunion a la que asistio fue realmente un exito, habia sido recomendado para practicar en un de los mejores staff de abogados de la ciudad y por si fuera poco conseguir el telefono de una de las anfitrionas que amenizaban el evento, Abrio la puerta lentamente y subio sigilosamente las escaleras. Ya en su cuarto, prendio su lampara y se echo a su cama, mientras ojeaba unas revistas lentamente se quedo dormido….

Se desperto por que el sol le alumbraba su cara, trato de cerrar las persianas pero su cuarto no era su cuarto, ni su cama era su cama; lentamente viro su cuerpo torpemente hacia la izquierda y ropezo con ella; él nunca la habia visto en su vida, le era extraña y familiar a la vez; su cabello era largo y ondulado, su piel morena y bronceada acaso por el sol mediterraneo; su sonrisa disimulaba sus senos pequeños que ondeaban entre las sabanas, pero por una rara sensacion se sentia seguro, un calor le inundaba y en su cara se formaba una expresion de rara alegria….

Ella de igual modo se sentia desconcentrada y tranquila a la vez, sabia que el no era ningun conocido pero sentia una seguridad al estar con él, a su lado estaba un desconocido de expresion serena y timida, de piel palida como la luz de la luna, pero lo que mas le extrañaba eran sus ojos de color marron oscuro, transmitian una tristeza que recien se amainaba..

Él quiso decir algo pero ella le retuvo, poniendole el dedo entre sus labios susurrandole despacio:….. Y sin embargo yo no te conozco, pero hay algo en ti que me lleva a confiar en ti y decirle al tiempo que se detenga y que este momento sea eterno…¿Sientes tu lo mismo? le pregunto ella a su desconocido amante, el asintio lentamente con la cabeza  y la cogio entre sus brazos…. ambos cerraron lentamente los ojos con una complice sonrisa en los labios…

Se desperto de madrugada, su cuerto era su cuarto, su cama era su cama; el ruido de la calle lo habia despertado y se pregunto si aquello que habia experimentado era real, se rio dulcemente y se dijo asi mismo: “Los sueños, sueños son y si no es asi entonces se que algun dia la encontrare”…

En otro lugar lejos de ahi, el reloj marcaba las 9:00 a.m.; ella se desperto subitamente, se arreglo y salio hacia la estacion; ya en el tren se puso a recordar lo que soño y un brillo se apodero de sus ojos, se sonrio asi mismo y se dijo: “Algun dia te encontrare y ya no nos amaremos solo en sueños…”

Hoy les dejo dos cosas para que disfruten la noche que aun queda para aquellos que me acompañan en este lado del hemisferio sur y para los que estan en la otra orilla un fuerte y calurosa mañana de primavera…

En primer lugar dejo el dibujo de una amiga que gano el tercer puesto en un concurso auspiciado por la Universidad Federico Villarreal (El cual ya de por si es raro), el dibujo esta inspirado en las peliculas mexicanas de los años 30, que a mi parecer fue el siglo de oro de su cinematografia. Felicidades Claudia por este pequeño pero importante logro para ti…..  El lienzo se llama :”El preludio de un beso”, hermoso nombre ¿no?

Clau y sus obras

Siguiendo con eso, dejo tambien una buena postal para aquellos que les gusta el famoso libro de Saint Exupery . “Le Petit Prince”, aprovechenlo para mandarselo a aquellos amores imposibles (En verdad funciona =) ) y a sus mejores amigos

 

Y para terminar una cancion que me ha hecho recordar la epoca de las radiolas y gramofonos, me refiero a  Edith Piaf  y una de sus mejores canciones  Non, je ne regrette rien. Como nota caracteristica de este tema Steven Spielberg, la utilizo como uno de sus creditos en Saving Private Ryan (1998), especificamente, cuando los paracaidistas se reunen en la ciudad ficticia de Ramilles, y en una de las casa vacias encuentran un gramofono con un disco de Piaf y se ponen a escuchar….

«¿Acaso puede el viento explicar cómo se convirtió en tempestad?»

Alemania  Marzo de 1945

” Hemos llegado a Coblenza, la misma rutina de siempre; salvo que durante una de las inspecciones  encontramos un disco. Entre las canciones figuraba Lili Marleen, hay que admitir que es mucho mas hermosa en aleman que en ingles.  Respecto a la marcha no se  cuanto mas continuara, pero de seguir asi llegaremos a Berlin en un abrir y cerrar de ojos “

Esta anotacion laconica, la encontre en el diario de mi abuelo, mientras revisaba algunas cajas con libros viejos. Cito este parrafo por que menciona una cancion que era muy conocida en esa epoca, ¡claro ejemplo de que la musica es un idioma universal.

La historia de esta cancion se remonta hacia 1937 cuando fue compuesta por Norbert Schultze y Hans Leip; pero no fue hasta 1941 durante la Segunda Guerra Mundial en que alcanzaria su fama, gracias a las transmisiones de Radio Belgrado, cuya frecuencia era tan grande los soldados aliados también escucharon la canción y el tema fue adoptado en ambos frentes. La fama de la cancion obligo a traducirla a varios idiomas a pedido de los soldados de ambos bandos. Cuando cayo Stalingrado, el morfinomano Goebbels obligo a suprimirla del repertorio alegando que “desmoralizaba a las tropas”; esta medida no tuvo mucho efecto pues las protestas de los combatientes se hicieron tan fuertes que no hubo remedio que reponerla en el dial.

 Ya durante la guerra un periódico suizo explicó el inesperado éxito de “Lili”: “El secreto de la popularidad de esta melodía se debe sin discusión alguna a su limpieza de espíritu, para la que el soldado en peligro posee una grande y secreta sensibilidad que comparte y le solidariza con sus compañeros de infortunio. La canción se ha convertido, por encima del odio y el fragor de los combates, en un lazo de unión entre los pueblos, sin parangón en la historia”.

Para terminar esta historia cito a Lale Andersen – quien fuera la cantante de esta cancion- refiriéndose al éxito de la canción el porqué fuera tan apreciada por los soldados de ambos bandos durante la guerra, dijo poéticamente «¿Acaso puede el viento explicar cómo se convirtió en tempestad?».

Una de las mejores interpretaciones de la cancion fue la que hizo Marlene Dietrich, la cual dejo a continuacion:

 letra traducida al español:

Frente al cuartel,
delante del portón,
había un farol,
y aún se encuentra allí.
Allí volveremos a encontrarnos,
bajo el farol estaremos.
Como antes, Lili Marleen.
Nuestras dos sombras
parecían una sola.
Nos queríamos tanto
que daba esa impresion.
Y toda la gente lo verá,
cuando estemos bajo el farol.
Como antes, Lili Marleen.
El tiempo pasa rápidamente
cuando estamos juntos.
Desgraciadamente nos separamos.
Ahora suena el toque de queda…
¿Recuerdas nuestros lamentos
en el instante en que debíamos separarnos?
Dime, Lili Marleen.

 

El viejo farol
siempre se enciende
delante del cuartel
cuando el día acaba.
Pero todo me parece extraño.
¿Tanto habré cambiado?
Dímelo, Lili Marleen
Esta tierna historia
de cuando nuestros maravillosos veinte años
suena en mi memoria
a pesar de los días, de los años.
Me parece oír tus pasos,
y te estrecho entre mis brazos.
Lili… Lili Marleen

Yo twiteo o twiteaba

Los dias pasan

mayo 2017
L M X J V S D
« Mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Páginas

  • 153,671 Visitas

Top Clicks

  • Ninguna

Mundo disperso

cualquier colaboracion o historia para mejorar este especio mandemenla a este correo shorer530@hotmail.com

Xanky